Próxima Parada: Laboratoria

Gloria Moraga
Escrito por: Gloria Moraga el 7/23/20 12:40 PM

En este testimonio, Gloria nos cuenta cómo se convirtió en desarrolladora web y lo que fue pertenecer a la sétima generación de Santiago de Chile en Laboratoria.

Como les había contado en mi relato anterior “Mi camino hacia el Front End”, pasaron varias etapas para darme cuenta que me encantaba el Diseño web y en mi búsqueda por crecer profesionalmente aparece Laboratoria en mi camino.

Mientras leía e investigaba acerca de diseño web y cómo llegar a cumplir con el perfil de Front End, descubrí lo que era Laboratoria, un bootcamp de programación solo para mujeres y dentro de sus objetivos es que luego de 6 meses intensivos de aprendizaje, te acompañan en todo el proceso de búsqueda laboral, esto último es lo que me encantó de Laboratoria, ya que por mi experiencia egresando de una institución de educación, la parte de buscar trabajo es algo que requiere mejorar de forma urgente porque te dejan muy solo, así que cuando me enteré que en Laboratoria te acompañaban en el proceso de búsqueda laboral, comenzó a sonar fuerte en mi cabeza la idea de postular.

No fue fácil llegar a Laboratoria, pasaron varios años para que me atreviera a postular, la primera vez que postulé fue en el 2017 me llamaron para ir a la prueba técnica en la sede pero en ese momento dudé de poder estar 6 meses estudiando, sin tener un trabajo estable y con mi hijo pequeño. Un año después dejé de trabajar, por lo tanto volví a postular, hice la prueba técnica online y me llamaron para la entrevista sicológica, estaba muy decidida a que esta vez si seria mi oportunidad, pero lamentablemente, en la misma fecha nos enteramos de que mi abuelo estaba con un cáncer en etapa terminal, así que en ese momento mi prioridad era acompañarlo y cuidarlo, fue la mejor decisión estar a su lado en sus últimos meses.

Cuando mi abuelo falleció, además de la tristeza, me quedé con una sensación de vacío por lo que decidí buscar trabajo como diseñadora web pero fue un golpe en la cara, mi stack tecnológico estaba muy atrasado, las tecnologías que buscaban las empresas eran totalmente desconocidas para mí, me fue pésimo en mi búsqueda laboral, así que en ese momento y con apoyo de mi familia postulé por tercera vez a Laboratoria y como dice el dicho:

¡¡¡ LA TERCERA ES LA VENCIDA !!!

Al fin llegué y resumir en pocas palabras todo el proceso es un poco difícil, está lleno de tantos momentos increíbles, incontables desafíos, amistad y muchos sentimientos.

Cuando comenzaron las clases, yo pensaba que sabía algo de programación pero la verdad es que no sabía casi nada, la programación está en constante crecimiento y yo sabía un 1% de lo que era programar, lo mejor es que en el bootcamp desde un inicio me enseñaron a aprender, nos prepararon a estar siempre en constante aprendizaje. No hay profesores, pero sí tenemos coaches y no son clases, pero sí muchos proyectos en un entorno que simula un lugar de trabajo. Ese es el primer shock que recibes, una está acostumbrada a que el profesor te enseñe, que se pare adelante y te hable por dos horas cosas y te diga que debes hacer, pero el método de Laboratoria es guiarte para que tú misma aprendas lo que debes estudiar, te muestran donde puedes buscar, cuales son las mejores herramientas a utilizar y toda esta guía es mientras haces un proyecto con un tiempo límite como si estuvieras en el trabajo.

Nuestro primer proyecto fue el código cesar, teníamos que crear un traductor de códigos que al ingresar una palabra en un formulario se transformaba en una palabra codificada, fue todo en vanilla Javascript y fue la primera vez que ocupe un control de versiones GIT, javascript ES6 y frameworks ágiles.

Fue una locura aprender tanto en solo dos semanas pero cuando ves el resultado de un proyecto y que esa aplicación la hiciste tú, te das cuenta que con convicción y esfuerzo se pueden lograr muchas cosas. En Laboratoria hay una frase en una de sus paredes super motivante, cada vez que no me sentía capaz de lograr algo la miraba para recordarla:

1_yxgA6apGR_qd8WSBZoMj1AFrase en el muro de la sede en Santiago de Chile, 2019

Esos seis meses me hicieron crecer como profesional en un 1000% pero también como persona, conocí mujeres increíbles y un mundo de tecnologías que aún me abruma pero empuja a desafiarme día a día.

Finalmente, Laboratoria cumplió con lo que más llamaba mi atención, me acompañó en el proceso de inclusión laboral, me ayudaron con tips para entrevistas, ensayos junto a las psicólogas y me conectó con empresas en tecnología, gracias a ellos encontré un trabajo ideal para empezar, conocí gente increíble y fue el mejor lugar para dar mis primeros pasos en esta aventura como desarrolladora Front End, me ayudó con todo el proceso de inserción e integración a un equipo de trabajo.

1_iyWnGoaWonHBLW6Oaq6E5wGraduación de la sétima generación de Laboratoria en Santiago de Chile, 2019

La importancia de crecer y desarrollarse es un factor fundamental en mi vida, siempre con la convicción de crecer como profesional y la necesidad de tomar nuevos desafíos, al pasar 6 meses de mi primer trabajo como desarrolladora Front End, sentí que era hora de ir más allá en el desarrollo de aplicaciones web y me postule a una empresa con gran proyección tecnológica, una Unidad digital llamada Entel Ocean y aquí estoy ahora después de 8 meses trabajando en una cultura de trabajo totalmente diferente, creciendo como profesional junto a grandes desarrolladores, en un entorno de trabajo increíble y siendo parte de la transformación Digital, todo es muy diferente a mis experiencias de trabajo anteriores, ha sido lo más desafiante que me ha tocado vivir como desarrolladora, he aprendido de agilidad, aplicaciones android, IoT y mucho más pero el relato de esta nueva aventura se las contaré en mi próxima publicación.

postula-a-laboratoria

Tópicos: Cultura de aprendizaje, Postula

Únete a la comunidad