¿Cómo la cultura derriba los mitos del trabajo remoto? (Parte 2)

Claudia Alfaro
Escrito por: Claudia Alfaro el 3/30/20 12:50 PM

Cómo la cultura derriba los mitos del trabajo, parte 2. En este artículo quería relatar algunos de los mitos más comunes que algunos colaboradores, líderes y organizaciones todavía tienen sobre el trabajo remoto, y cómo desde Laboratoria tratamos de derribarlos en nuestro día a día, y más aún en este escenario del COVID-19.

Mito #5: “La cultura organizacional se ve afectada porque no hay camaradería”

Cambiar el contacto físico por uno remoto debe ser una de las cosas más difíciles de este formato, dado que la cultura Latinoamericana suele ser muy cercana y de mucho contacto. En un contexto normal, Laboratoria siempre realiza reuniones regionales o por sedes, donde Laboratorians de otros espacios, inclusive los que trabajan exclusivamente remoto, puedan participar. Crear un espacio físico, al menos una vez al año, donde vea que esa persona que está detrás de la cámara es real, es muy importante. 

No obstante, en esta época de distanciamiento social, crear camaradería también es posible. Los espacios virtuales como videollamadas o chats, también se pueden usar para crear camaradería en la organización. Aquí les dejo algunos ejemplos de cómo se vive la camaradería en Laboratoria a través de herramientas digitales:

Planear un TikTok en equipo y hacerle el challenge a otra sede:

File from iOS

Alexandra, Training Manager Chile

Utilizar los distintos fondos que te ofrece zoom para ponerle color a la conversación:

Jorge, Finance Manager Regional

Crear un canal en Slack, donde las personas comparten contenido variado o incluso coordinan para juntarse a “no trabajar”.

Crear un canal especial en Slack, para conversar sobre cómo nos sentimos con este  aislamiento social y trabajando remoto, pero además dejar tips y palabras de aliento.

Mito #6: “Los datos de la organización no están seguros en la nube”

Se entiende que en muchas organizaciones los datos de clientes tienen que estar seguros de la mejor manera posible. Sin embargo, con los años la ciberseguridad ha mejorado a pasos agigantados, e incluso las grandes empresas tecnológicas utilizan estos servicios para colocar su data de una manera más segura.

Otra ventaja de usar servicios en la nube,  es que el nivel de expertise aumenta, dado que no son solo los encargados de Seguridad de la Información de tu empresa los que están a cargo, sino también cuentan con la ayuda de otras personas más especializadas para revisar esto. Las empresas involucradas en vender este tipo de servicios deben estar aprendiendo de una manera impresionante, por lo que ese es el conocimiento que pondrían a disposición de tus equipos encargados de ciberseguridad.

Aunque el peligro estará siempre al acecho, al final del día hay que preguntarse qué vale más: ¿avanzar más rápido y arriesgar un poco? o ¿estar súper protegidos a costa de innovar más lento? Nuestra sugerencia siempre es pensar en cuánto es lo mínimo que puedo arriesgar, para poder aprender y evolucionar más rápido. 

Mito #7: “Es solitario”

En un contexto normal, esto no es tan cierto. Muchas personas buscan no trabajar aisladas y van a cafés o coworkings para trabajar en un espacio colaborativo y ver a más personas. El trabajar en un coworking incluso les ofrece conocer a otros profesionales que pueden complementar su trabajo u ofrecer diferentes perspectivas. 

Ahora, en nuestra situación actual, y con el aislamiento obligatorio, eso cambia bastante. En mi caso, al menos mi esposo y yo nos hemos apoderado de la mesa del comedor y trabajamos lado a lado. Esto genera inclusive que cada uno siempre meta las narices en el trabajo del otro; pero nos encanta, porque es una perspectiva distinta que no tendrías en un día de trabajo normal. Felizmente, tampoco nos molesta tener a la persona del lado hablando en videollamada todo el día, y hemos logrado concentrarnos en nuestro trabajo cuando eso sucede. También ha sucedido que los novios de mis compañeras empiezan a aparecer en las llamadas y a colaborar en nuestras ideas, algo que aparte de gracioso, genera más diversidad de ideas en el equipo.

En otros casos, y quizás con Laboratorians que trabajan solos en casa, están tratando de compartir más tiempo en estos días. En mi equipo hemos hecho una reunión de viernes donde solo tenemos que reunirnos a conversar y tomar café. Otras personas puede que almuercen juntas, para tener una tertulia de almuerzo. Y ahora el reto es introducir a más personas en más proyectos, que haga que no solo vean a su equipo diariamente, sino también pueden ver a las otras personas de la organización y trabajar en algo con ellas. 

El reto de enfrentar la soledad no viene con el trabajo remoto, sino más bien con el aislamiento social. 

Mito #8: “Incrementa los costos para TI”

Este mito quizás está más relacionado a pensar nuevamente en la seguridad de los datos. Como ya lo comenté, se entiende que hay empresas que necesitan niveles de seguridad más altos, y por ende, no utilizan sistemas que estén creados para conectarse de manera sencilla fuera de la organización. En estos casos, es que se necesita ayuda de TI para crear conexiones seguras y VPNs; además, quizás, de un grupo de soporte tecnológico, que esté disponible para ayudarte si tienes un problema con tu computadora, accesos o algún programa en particular. 

Sin embargo, cada vez es más común que toda la información esté en la nube, y esto significa más bien que el costo del mantenimiento de servidores físicos debería ir disminuyendo, y darle cabida a un presupuesto para pagar los softwares que están en la nube. Además, muchas veces cuando se tiene algún tipo de problema con estos softwares, las personas pueden contactar directamente al proveedor, y así evitar un centro de soporte interno. 

Otro aspecto, es que en el mundo es más común que los colaboradores de la empresa utilicen sus propias computadoras y celulares para trabajar (BYOD - Bring your own device). Una forma muy efectiva de ahorrar en estos equipos también. 

Al final del día, dependerá más de la empresa si trabajar remoto requiere más presupuesto de TI o no, dado que si empiezan a trabajar con herramientas cloud y estar un poco más abiertos a estas, se reducirá mucho trabajo operativo.

Por ejemplo, en Laboratoria, aunque somos una empresa pequeña, todos nuestros datos están en la nube, y es por ello que se nos hace más fácil poder realizar nuestro trabajo donde querramos. Pues disponibilizamos y democratizamos la data que es necesaria para que los Laboratorians sean autónomos cuando tengan que realizar sus labores.

Mito #9: “El trabajo remoto es 24/7. Si trabajas de tu casa siempre deberías contestar” 

El formato remoto debería ser como estar en una oficina, se definen horarios de entrada, salida, descansos y almuerzo. No podemos esperar que una persona esté a nuestra disposición 24/7, más bien, se trata de maximizar el tiempo de las personas. Lo que recomendamos en estos casos es definir la forma en que el equipo se va a comunicar y establecer horarios. 

Debemos tener en cuenta que este aislamiento social también ha significado un cambio en la vida de la familia. Los padres y madres que no cuentan con ayuda, tendrán que estar más pendientes de sus hijos. Las personas que contratan a una persona algunos días a la semana para hacer los deberes del hogar, ahora tendrán que hacerlo ellos mismos. Es por esto que no podemos esperar que todos y todas estén a nuestra disposición, inclusive de 9am a 6pm.

Como recomendación, y algo que he visto en Laboratoria, es bloquear tu calendario en los horarios que no estarás disponible. De esta manera el equipo tendrá una mejor idea si puede contactarte o no; y además, generará empatía, dado que un horario bloqueado para “Ir al doctor”, o “Preparar el almuerzo”, no debería ser juzgado, más bien entendido. Me pasó esta semana que al querer agendar una reunión, una de mis compañeras tenía bloqueado ese horario. Lo que generó en mí fue mucha empatía, y hasta un tema de conversación con ella. Además, me pareció tan buena idea, que se lo comenté a mi equipo, para que lo usen cuando tengan que salir al supermercado o cualquier otra actividad que tengan que realizar.

Finalmente, siempre existirán excepciones, pero deberían definirse junto con el equipo cuáles son esas situaciones que ameritan una llamada telefónica o de Whatsapp fuera de un horario laboral; la idea no es que se vuelva un hábito. Respetemos el tiempo de las personas y empaticemos más con el contexto que vivimos en tiempo de coronavirus.

 

Si estas interesado/a en aprender las bases para desarrollar una cultura de mejora continua en remoto, regístrate para acceder a contenido gratuito en nuestra plataforma de aprendizaje online:

curso-gratis-cultura-aprendizaje-remoto

¡Con este contenido aprenderás los principios básicos y herramientas que utilizamos en Laboratoria para desarrollar esta cultura un contexto remoto!

Tópicos: Artículo, Cultura de aprendizaje, Liderazgo y equipos

Únete a la comunidad